Confesiones al Brachychiton, calabaza y baobab, tres frutos con los que diseño joyas únicas y artesanales

Querido Brachychiton:

Tu sabes muy bien que hice público mi in condicional amor hacia ti. Pero cuando uno viaja…., amplia horizontes. Y si, lo confieso, he conocido nuevos frutos. Me recuerdan ligeramente a ti, pero son más grandes, más receptivos y me permiten hacer muchísimas más cosas.

Con ello, no quiero decir que te abandone, ¡no! jamás lo haría. Pero lo que si te pido es que mantengamos una relación abierta. Yo te sigo queriendo y aun ahora descubro nuevas posibilidades en  ti, quizás gracias a mis nuevos amigos, la calabaza africana y el baobab. Ellos me permiten, por su magnitud y capacidad, crear historias más extensas, pero no tienen aquella rugosidad tuya que tanto placer me da y me provoca crear, cada día una nueva historia. Con mis nuevos amigos, las historias las tengo que crear antes, la amplitud de sus cuerpos hace que cada secuencia tenga que estar muy estudiada…, como si escribiera un  libro.

Contigo soy más espontánea, con ellos más racional y constante.

Por eso, mi Brachy, te pido que, a partir de ahora, aprendamos a convivir todos juntos, respetarnos y darnos lo mejor de cada uno, para permitir que la imaginación y la magia no desaparezcan nunca y que la creación siga fluyendo.

Siempre volveré,

LA SIMÓ

 

2 Responses to CONFESIONES AL BRACHYCHITON
  1. I seriously love your site.. Excellent colors & theme. Did you make
    this amazing site yourself? Please reply back as I’m hoping to create
    my own personal website and would like to learn where you got this from or exactly what the theme is called.
    Cheers!


[top]

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *